El curioso mundo de Calpurnia Tate - Jacqueline Kelly

El curioso mundo de Calpurnia Tate, de Jacqueline Kelly
Roca Editorial 
9788499186368
285 páginas
Resumen que nos da el libro: Calpurnia, Callie Vee, está decidida a pasar el año 1900 ampliando sus conocimientos sobre naturaleza con su excéntrico abuelo. Pero sus vidas se verán alteradas por un devastador huracán. Calpurnia y su hermano Travis ayudarán a un veterinario refugiado, el doctor Pritzker, que permitirá que Callie le acompañe en sus rondas. Pero cuando ella anuncia a su familia que quiere ser veterinaria, la respuesta que recibe es un rotundo no. Pese a ello, su familia tendrá la oportunidad de cambiar de parecer cuando Callie salve la vida de la oveja -ganadora de varios premios- de su madre. ¿Y quién se entrometerá en su camino, ahora que Callie es una chica independiente? 
Recuerda, Calpurnia, que aprendes más de un fracaso que de diez éxitos. Y cuanto más espectacular es el fracaso, más importante es la lección que aprendes. 

¿Que si sabía que esta segunda parte no aportaría nada nuevo? Sí, lo veía venir. ¿Que si sabía que no sería tan buena como su predecesora? Ajá, también me lo figuraba. ¿Que si la iba a leer de todas formas, porque Calpurnia mola un huevo? Hombre, ¡eso era evidente! Y es que, aunque El curioso mundo de Calpurnia Tate no nos ofrece nada que no hayamos visto antes, sabía que disfrutaría como una enana con la nueva novela de Jacqueline Kelly, ¡y así ha sido! Porque, a pesar de que no es una obra perfecta (ni llega al nivel de su predecesora), reúne en sus páginas la esencia de La evolución de Calpurnia Tate: personajes entrañables y una prosa tremendamente adictiva que juntos, dan lugar a una novela que, aún siendo sencilla, es dulce y entrañable como pocas. 

Al igual que en La evolución de Calpurnia Tate, este segundo tomo no tiene una trama definida: no es una novela de acción, sino de personajes, que se limita a narrarnos las aventuras y desventuras de Calpurnia, una niña que sueña con ser científica en una sociedad donde la mujer rara vez sale de la cocina. Pero, si os pensáis que por esto el libro será aburrido, no temáis, porque es imposible, IMPOSIBLE no pasárselo en grande leyéndolo. Y todo, gracias a nuestra querida Callie. Lo dije antes, y lo digo ahora: Jacqueline Kelly ha creado una protagonista redonda. Calpurnia es una chica fuerte y decidida, que está dispuesta a todo con tal de conseguir sus objetivos; es, además, un personaje tierno y creíble, con el que es imposible no empatizar y con el cual no podrás evitar sonreír cada dos por tres, gracias a su fantástico sentido del humor. Sin embargo, no es el único personaje digno de mención que encontraremos entre las páginas de esta novela: también tenemos a Travis, uno de los hermanos menores de Callie, un muchacho de diez años que adora los animales y que meterá en más de una aprieto a nuestra protagonista con su extraña manía de intentar domesticar a todo animal que se le ponga a tiro; tampoco nos podemos olvidar de la insoportable prima Aggie, una jovencita de diecisiete años que es de todo, menos agradable. Y (aunque a mi parecer no se le saque el máximo partido) contaremos, para regocijo de Calpurnia, con un nuevo veterinario, el doctor Pritzker.

Él me había dado la vida entera, a decir verdad. Me había abierto los ojos al mundo de los libros, de las ideas y del conocimiento. Me había abierto los ojos a la naturaleza, me había abierto los ojos a la ciencia. 

Antes de nada, hay que dejar bien claro que esta, no es una secuela. Bueno, sí lo es, pero no en el sentido más estricto de la palabra: no se resuelven las "incógnitas" que quedan abiertas tras la primera parte. Sí, de acuerdo, la historia evoluciona, y llegamos a observar un cambio (ligero, pero algo es algo) en la actitud de su familia con respecto al futuro de Calpurnia; pero tampoco se ahonda en ello. Yo hubiera preferido que se indagase más en el tema, pero no por ello dejé de entretenerme con la novela. 

Sabéis de sobra que adoro los personajes de Kelly: son una auténtica preciosidad, y las relaciones que se forman entre ellos, son tan cálidas y cercanas, que es imposible no enternecerse. Sin embargo, y pese a que me lo pasé en grande con las travesuras de Travis o las peleas de Calpurnia  y Aggie, no lo disfruté tanto como la vez anterior. Y no es únicamente porque yo sea fan del abuelo y en este libro aparezca más bien poco (aunque eso también fastidia) sino porque creo que la obra abusa muchísimo de Travis. Sí, en La evolución de Calpurnia Tate el pilar fundamental era el yayo, su relación con la nieta y el cómo esta evolucionaba, pero también había un lugar para Harry, Lula y el resto de personajes. La cantidad de historias que se contaban, enriquecían notablemente la obra; pero, en este segundo tomo, nos paramos demasiado en los animalillos que va rescatando Travis, y dejamos al margen el resto de tramas. ¿Que es interesante? Sí, por supuesto; pero no dejo de pensar que la novela podría haberse explotado mucho más.

Una podía vivir de la pura posibilidad, al menos por un tiempo. 


En resumen, El curioso mundo de Calpurnia Tate es una novela entretenida que, aunque no sea un imprescindible (ni para los amantes de la obra de Kelly ni para nadie) seguro que os encantará si disfrutasteis de La evolución de Calpurnia Tate. ¡Echadle un ojo!

¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención? ¿Cuál es la mejor protagonista de libro juvenil que habéis leído? 
¡Un abrazo de osete! 

Over the Garden Wall

Over the Garden Wall | Más allá del jardín 
Dirigida por Patrick McHale y Nate Cash
Guión de Amalia Levari, Patrick McHale, Tom Herpich, Natasha Allegri, Zac Gorman, Steve Wolfhard
Música por The Blasting Company
1 temporadas, hasta la fecha (10 capítulos)
Sinopsis:  Wirt y Greg son dos hermanos que se han perdido en Lo desconocido, un extraño bosque a la deriva en el tiempo, y que buscan el camino de regreso a casa. El mayor es responsable y temeroso; el pequeño, despreocupado, optimista y juguetón. Dos personalidades opuestas que, a lo largo del trayecto, contarán con la ayuda de un sombrío leñador y de un pájaro azul con bastante mal genio. -EXTRAÍDA DE FILMAFFINITY-
¡Hacia mucho que no disfrutaba tanto con “los dibujos”! Pero es que es imposible no pasárselo en grande viendo Over the Garden Wall: la nueva apuesta de Cartoon Network es el claro ejemplo de que “para todos los públicos” e “infantil” no son sinónimos perfectos. Rodeada de un aura un tanto macabra, esta historia, tan entretenida como profunda, ideada para agradar tanto a niños como a adultos y protagonizada por unos personajes la mar de entrañables, constituye, no sólo un soplo de aire fresco dentro de la animación actual, sino también, toda una patada en el estómago para todos aquellos que todavía piensan que las caricaturas, son cosa de críos. 

Wirt y Greg son dos hermanos perdidos en medio de Lo Desconocido, un extraño bosque poblado por seres mágicos y animales parlantes (entre otros). Para volver a casa sanos y salvos, tendrán que sortear a La Bestia, una criatura maligna que se lleva las almas de aquellos que han perdido toda esperanza. Como veis, el planteamiento inicial, no puede ser más sencillo; sin embargo, y puesto que nuestros protagonistas están más perdidos que un pulpo en un garaje, iremos conociendo las historias del resto de habitantes de Lo Desconocido, a los cuales acudirán en busca de cualquier pista que pueda llevarles de vuelta a su hogar. Es así como conoceremos a personajes tan simpáticos como el pobre Leñador, cuya historia es una de las más enternecedoras de toda la serie; el ricachón Quincy Endicott, en cuya casa vive un fantasma que le quita el sueño o Beatrice, un azulejo malhumorado que no tardará en hacerse amigo de Wirt y Greg.  Y es aquí, cuando nos damos cuenta de que Over the Garden Wall, es mucho más profunda y significativa de lo que puede parecer a simple vista, ya que muchas de estas historias secundarias, poseen la suficiente madurez y fuerza como para gustar a un público adulto. 

Disfruté como una enana viendo cómo se desarrollaba la relación de Wirt y Greg (¡son tan monos!). Wirt es el hermano mayor, un muchacho responsable, miedoso, inseguro y algo pesimista, al que no le gustan los sobresaltos; en el extremo contrario, tenemos a Greg, un niño travieso y curioso por naturaleza, que nunca deja de lado a su rana Kitty, o Wirt Jr., o George Washington, o el nombre que le toque ese día, y que le guarda un cariño inmenso a su hermano mayor. Sin lugar a dudas, él es el pilar fundamental de la serie, ya que sus acciones, no sólo afectan por completo a la historia, sino que también, hacen crecer y evolucionar muchísimo al personaje de Wirt. Esto se nota, y mucho, en los capítulos finales, los cuales son tremendamente emotivos, así que si tendéis a llorar como una magdalena a la mínima, os recomiendo verlo con un paquete de pañuelos al lado. 

Si pasamos a hablar de los aspectos técnicos (y dejando bien claro que yo me limito a dar mi opinión, puesto que soy muy pez dentro de la materia) comentar que, la animación, es una pasada; sencilla, pero eficiente y atractiva. El diseño de personajes es un auténtica preciosidad, aunque lo más destacable es, sin duda alguna, la ambientación de la serie: Lo Desconocido, parece sacado de un cuento de hadas. La elegancia del bosque, sólo es comparable a la genialidad de su banda sonora o al grandioso trabajo realizado por los actores de doblaje (¡entre los que se encuentra Elijah Wood!). 

Finalmente, comentar que esta es esa clase de series que recomendaría para ver en compañía de un hermano pequeño, o  un sobrino. Ellos se entretendrían con el simpático humor que maneja, las tonterías de Greg o la mala suerte de Wirt; y tú te lo pasarías en grande disfrutando de todo lo que esconde esta historia. Pensadlo y por favor, no lo paséis por alto sólo porque se trate de una caricatura


Over the Garden Wall es una auténtica delicia, hecha a base de buenos personajes, historias profundas, una animación brillante y una ambientación de ensueño. Si a eso le sumamos una banda sonora acojonante y una animación sumamente atractiva, tenemos uno de los productos más originales e interesantes de los últimos años. ¡Echadle un ojo!

¿La habéis visto? ¿Os llama la atención? ¿Qué series de animación me recomendáis? 
Un cálido abrazo, ¡y hasta la próxima! 

Ni de Eva ni de Adán - Amélie Nothomb

Ni de Eva ni de Adán, de Amélie Nothomb
Editorial Anagrama
9788433975010
173 páginas
Resumen que nos da el libro: Amélie Nothomb se sube en Tokio a la montaña rusa de una hilarante educación sentimental en brazos del muy delgado y oriental Rinri, un ávido lector que sueña con entrar en la orden del Temple. Amélie, decidida a aprender japonés enseñando francés a los autóctonos, conoce a Rinri en un bar. Pero, pocos días después, la relación entre maestra y alumno dará pasado a una hermosa historia de amor. Distintos episodios nos sitúan, una vez más, ante una rica y peculiar visión de Japón, de alguien nacido allí pero cuyos orígenes son occidentales, y de donde la percepción de la alteridad cobra lo más variopintos matices. Nothomb analiza experiencias desde una perspectiva casi antropológica, nunca exenta de ironía. La diversión está asegurada, pero también la ternura e incluso la melancolía... porque cuando Nothomb escribe en primera persona fascina, divierte, hace pensar y hace reír. 
Cuando hablamos de libros, tiendo a darle más importancia a la forma que al contenido. Considero que, con las palabras adecuadas, hasta las historias más simplonas pueden ser todo un éxito. Y en cierto modo, esto es lo que ocurre con Ni de Eva ni de Adán, obra que, pese a no ser original en contenido (puesto que es una novela autobiográfica) sí lo es en su forma, debido a la gracia y desparpajo de su narradora, la inigualable Amélie Nothomb. La popular autora belga ha sido uno de los descubrimientos más curiosos del año pasado, gracias a su peculiar sentido del humor y su fina ironía, que han logrado hacerme disfrutar de una obra perteneciente a un género que no me apasiona especialmente. Si queréis iniciaros en el mundo de la no-ficción, esta es una opción más que recomendable, aunque no me atrevería a tacharla de "imprescindible". 

Esta novela autobiográfica nos presenta a una Amélie de veintipocos que, tras pasar quince años lejos de su país natal, decide volver a Japón y empaparse, una vez más, de su increíble cultura. Dado que su japonés está bastante oxidado, decide practicarlo dando clases de francés a un universitario llamado Rinri, un joven tranquilo y reservado, que en muy poco tiempo cae rendido ante los pies de su maestra. Pese a que la historia en sí no es algo apasionante, no deja de resultar un relato entretenido, cuyo gran atractivo (lejos de ser el romance en el que se embarcan profesora y alumno) es la interesante visión que posee la autora, una mujer occidental, sobre el país del sol naciente. Observamos la cultura nipona desde la perspectiva de una persona muy crítica con sus defectos, pero que a su vez, adora sus virtudes. Amélie nos deja bien claro que, a pesar de no estar de acuerdo en muchos aspectos, está enamorada de la tierra que la vio nacer, su gente y sus costumbres, y habla de ellas con tanto cariño, que es imposible no emocionarse

Lo que más me ha entusiasmado de este título, es la forma tan directa con la que Amélie nos presenta la historia. Es una tan personal y tan cercana, que uno se siente como, si en vez de estar leyendo parte de su vida, te la estuviese relatando en la terraza de una cafetería. Es como charlar con un viejo amigo (muy ido de olla, pero amigo al fin y al cabo). Y puesto que la obra no cuenta nada en particular, se agradece tanta calidez. Sin duda alguna, leeré algo más de la autora. 


En resumen, Ni de Eva ni de Adán, sin resultarme tampoco nada del otro jueves, es una novela autobiográfica interesante, que nos muestra una particular visión del país del sol naciente y con una narración espectacular. No es un imprescindible, ¡pero tampoco está nada mal!
Amélie Nothomb es una popular autora belga que ha logrado ganarse mi corazón gracias a su mordacidad y curioso sentido del humor  (rayano en lo absurdo). Entre su bibliografía, encontramos: 


¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención? ¿Os gusta la Nothomb? ¿Os van las biografías? 
¡Un fuerte abrazo!