IMM #10: ¡Benditos libros de segunda mano!

21 comentarios:
Hace más de tres meses que no os traigo un IMM, y eso se nota. Siempre me digo que al alcanzar X número de acumulados actualizaré la sección, pero oye, que no me hago caso alguno. Lo dejamos entonces en que saldrán cuando tengan que salir y no antes, ¿de acuerdo? 
Lo simpático del asunto, es que hasta la semana pasada, sólo tenía para mostraros seis títulos, de los cuales la gran mayoría, eran regalos de Navidades que se me había olvidado enseñar; pero el domingo pasado tuve el placer de pasear por un mercadillo cercano a mi ciudad, donde, para mi sorpresa, había muchísimos puestos de libros. Y claro, caí. ¿Cómo iba a resistirme? Me hice con unas cuantas novelas a las que les tenía el ojo echado desde hacía tiempo, las cuales encontré en condiciones bastante aceptables y a un precio irrisorio. Vamos, que decir que me quedé contenta, es quedarse corto. 
Como ahora tengo una cantidad curiosa de libros para mostraros -y como tampoco os quiero saturar- os mostraré únicamente seis títulos la mar de variados y suculentos. Otro día, más. 


La larga marcha, de Stephen King
Tanto éste título como el segundo, son los que podríamos considerar la joya de la corona. Stephen King es un autor que me gusta bastante, así que cuando vi la oportunidad de conseguir dos novelas suyas -y además, de las que más me llamaban- por 5€, no pude resistirme. La larga marcha tiene una premisa bastante original -por no decir rara de narices- que creo que puede dar muchísimo juego. Ya os contaré qué tal. 

El resplandor, de Stephen King
Éste lo quería leer tanto por las buenas críticas que cosecha como su correspondiente adaptación cinematográfica, la cual es un peliculón de manual, aunque el doblaje al castellano dé asco, pena y dolor. Aunque sé que no está bien, soy incapaz de deshacerme de mis altas expectativas; mas, es King. Veo difícil que me decepcione. 

Psycho (Psicosis), de Robert Bloch
Este es el único libro del que desconocía su existencia antes de comprarlo. Como muestra de que mi cerebro está atrofiado, en un principio, relacioné el título de la novela con la obra de Bret Easton Ellis, American Psycho -obviemos el hecho de que me comí el American, ¿de acuerdo?-, la cual, también me llama la atención. Sin embargo, tras leer su sinopsis y enterarme de que es la obra en la que se basa la popular película Psicosis, de Alfred Hitchcock, no lo dudé ni dos segundos: tenía que ser mío. He perdido la cuenta de la cantidad de veces que he visto esa cinta, y aún así, la terrible sonrisa final de Norman Bates sigue poniéndome los pelos de punta. Creo que en el libro encontraré más profundidad en el personaje, así que no tardaré mucho en leerlo. 

El viejo y el mar, de Ernest Hemingway 
Desde hace bastante, ando con ganas de leer a los autores de la Generación Perdida. Quería empezar por Fitzgerald, pero no encontré ningún libro suyo en el mercadillo; sin embargo, estoy bastante contenta. Mi edición de El viejo y el mar me resulta agradable a rabiar, y la historia me parece muy llamativa. Tiene pinta de ser uno de esos libros que te invitan a pensar. Y si resulta que no -que lo dudo-, pues oye, he leído un libro protagonizado por un pescador. No siempre se leen libros protagonizados por pescadores. 

El restaurante del fin del mundo, de Douglas Adams
Continuación de la fantástica Guía del autoestopista galáctico, que aunque me ha gustado, no ha terminado de convencerme tanto como su predecesora. Fue una de las pocas compras que hice fuera del mercado, y tampoco os creáis que me salió excesivamente cara -creo que la venden por menos de 8€-. Espero poder subir pronto su correspondiente reseña. 

Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez 
García Márquez es un autor que siempre he querido leer, pero con el que me he obsesionado un rato largo durante estos últimos meses por culpa de un amigo un tanto insistente, que siempre que tiene ocasión, me recomienda sus fantásticos libros. Buscaba El amor en los tiempos del cólera, pero como no lo encontré y la idea era catar la pluma de Márquez, también me valía Crónica de una muerte anunciada -era el segundo que más me llamaba, de hecho-.

¿Habéis leído alguno? ¿Os llaman la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima! 



Erebos - Ursula Poznanski

11 comentarios:
Erebos, de U. Poznanski
Traducción de Abdiel Macías Arvizu
Autoconclusivo
Editorial Alfaguara
978-84-204-0760-9
500 páginas
Resumen que nos da el libro: En un instituto de Londres circula un misterioso juego informático llamado Erebos. Copias piratas pasan secretamente de un alumno a otro provocando una fuerte adicción entre los estudiantes. Las reglas son muy estrictas: debes jugar siempre solo, tienes una única  oportunidad y no puedes hablar con nadie sobre ello. Quien no las cumple o no termina una misión se queda fuera y no puede volver a intentarlo.
Solo hay un pequeño inconveniente: Erebos es mucho más que un simple juego informático y las misiones que exige no deben ser realizadas en ese escenario sino en la vida real. El límite entre la realidad  y el mundo virtual empieza a desaparecer peligrosamente… 


Pocas novelas juveniles cuentan con un argumento tan peculiar e interesante como Erebos. Uno, después de leer su intrigante sinopsis y su prometedor prólogo, espera encontrarse delante de un libro original, novedoso y, ¿por qué no decirlo? Aterrador. Tras leer la tétrica y oscura introducción, uno cree que se hallará ante una historia con una carga psicológica importante, donde las emociones están a flor de piel. Pero, cuando uno lee un poco más, se da cuenta de que eso, es pedir demasiado.
Erebos es una de esas novelas que posee todos los ingredientes para gustar, pero cuya autora no ha sabido combinarlos correctamente: todo el potencial de la idea base va perdiendo fuerza poco a poco, haciendo de éste un libro que, si bien resulta entretenido, es más que prescindible.
Narrado en tercera persona, la sencilla y ágil pluma de Ursula Poznanski nos sitúa en un instituto londinense, donde los alumnos se pasan a escondidas copias pirata de un videojuego, que parece crear una gran adicción entre sus usuarios. Pero esto, no es lo más particular del caso: cuando Nick intenta preguntar de qué se trata el juego, no hace más que recibir negativas. Nadie puede hablar del tema. No se habla de Erebos fuera de Erebos. No está permitido.
Sin embargo, más pronto que tarde, se hará con una copia, y se sumergirá en ese mágico juego de rol, que, desde el minuto cero, le encandila gracias a su magnífica historia y sus muy logrados gráficos; pero no todo es tan bueno como parece. Las misiones de Erebos, no se parecen a la de ningún otro videojuego: éstas han de ser realizadas en el mundo real. Si esto no fuera ya demasiado inquietante, estos encargos se vuelven cada vez más aterradores. El Mensajero tan pronto puede mandarte recoger un paquete en la acera de enfrente como hacer una amenaza telefónica o meter sospechosas pastillas en el café de tu profeso de Química.

Yo le retiro mi beneplácito a la realidad. Yo le niego mi colaboración. Yo me entrego a las tentaciones de los que aspiran a algo que está más allá de este mundo y me lanzo con todo el corazón a la infinidad de lo irreal.

Como podéis ver, la trama es bastante original. Si bien es cierto que existen un montón de libros y películas que se centran en la adicción de los adolescente a Internet, no es tema que abunde en exceso, por lo que siempre resulta refrescante. Pero, y lo mejor de todo, no es la trama en sí, sino la idea de ver día a día cómo avanza la obsesión de Nick, cómo le afecta el videojuego. La forma en la que se olvida del resto del universo para centrarse en ese nuevo mundo, los días en vela que pasa únicamente para conseguir subir de nivel, o lo mucho que le repatea no poder jugar durante todo el día. Poco a poco, la autora nos va introduciendo con gran destreza en una mente perturbada, a la que Erebos ha cegado por completo. Uno pasa las páginas con creciente inquietud, preguntándose qué ocurrirá ahora, y deseando que Nick sea capaz de entrar en razón.  
Pero, entonces, ¿cuál es el fallo de Erebos? Fácil: si bien es cierto que la autora plasma a las mil maravillas la adicción del protagonista, no terminamos de entender a qué se debe. Uno no comprende porque todos los que juegan terminan siendo zombies descerebrados capaces de todo con tal de defender el honor de su videojuego. La autora debería haber dado una explicación al respecto, debería haber arrojado luces en el asunto.
El segundo fallo, y el más importante, es la resolución del gran misterio. Llegados a la mitad, uno se espera un final de impacto, sorprendente. Se espera encontrar tras Erebos un fin maligno y cruel, y no ese desenlace tan pobre y poco creíble. Es de los peores finales que he leído jamás, y no solo por el desenlace en sí, sino por la forma precipitada en la que se desarrolla. Si ya era difícil hacer que dicho broche quedara bien, imaginaos cómo termina siendo si te lo expresan de manera frenética y atropellada. Y es una lástima, porque la historia podría haber dado para mucho. Tanta expectación, tantas ganas de querer conocer el gran misterio, para nada. 

Hubiera preferido ser creador y me alegraría por mi creación, me gustaría cuidarla, compartirla con los demás. Pero a partir de la destrucción también brotan aspectos interesantes. Su atractivo radica en que es su última parada. 

Entre los puntos positivos -también hay, no os preocupéis- está el hecho de que Poznanski sabe qué darle al lector para mantenerlo entretenido. Cada capítulo está marcado por intriga y misterio y, cuando no, por acción trepidante muy bien llevada. No soy muy fan de las escenas de mamporros, lo sabéis todos; pero no me ha molestado especialmente ver cómo Sarius -nombre de Nick en el juego- luchaba contra elfos oscuros o le partía la cara a algún que otro orco. 
Y ya que hablamos de Sarius... ¿no os parece curioso que le haya llegado a conocer más a él que al propio Nick? A través de Erebos, podía conocerle un poco más, pero tampoco os creáis que tanto. No presenta una psicología demasiado compleja ni profundizamos en ella, y por eso mismo, no ha terminado de convencerme. Pero no sólo con él: la mayoría de personajes han pasado sin pena ni gloria. A excepción de Victor, un amante de las nuevas tecnologías que dará mucho juego, ninguno ha llegado a gustarme especialmente. Los he visto a todos muy planos y muy estereotipados.  
Ursula Poznanski, a pesar de poseer un don para transmitirnos angustia y desesperación, no lo posee para crear diálogos verosímiles. Aunque algunos de ellos sí me resultaban creíbles, otros tanto me parecían muy forzados; en cuanto a la narración, el único inconveniente que tengo, que no sé si es culpa de la autora o el traductor, es la repetición de determinadas palabras y expresiones más raras que un perro verde. Por lo demás, tenemos una prosa sin floritura, concisa y muy directa. 


Porque la oscuridad está repleta de trampas y abismos. De algunos, uno no sale sano y salvo. Otros te devoran para siempre.

En definitiva, Erebos es una obra original e interesante, pero que, a pesar de lograr enganchar al lector desde el minuto cero y transmitirle la angustia y desesperación que sienten nuestros protagonistas, posee unos personajes planos y  un final ridículo a más no poder. ¿Veredicto? Leedlo si os llama, que entretenido es un rato largo; sino, no os preocupéis, que tampoco os perdéis mucho. 



¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!
 


Recomendaciones libreras para el día del libro

20 comentarios:
Sumándome al ataque de originalidad que ha tenido media blogosfera, he decido hacer una lista de recomendaciones para hoy, 23 de abril, día del libro. Aprovechad esta fecha para visitar librerías, regalar libros o compartir un café con vuestra novela preferida. Aunque, como suelo decir: siempre es buen momento para disfrutar de una buena historia. 

Si pincháis sobre la imágenes, accederéis a sus correspondientes reseñas.
Para los lectores más jóvenes


Aunque estas tres magníficas obras que os comentaré a continuación son ideales para muchachos de entre ocho y doce años, pueden ser disfrutadas a cualquier edad. Sin embargo, siempre es preferible coger novelas como El alquimista, e introducirse en sus páginas cargadas de magia, acción y originalidad, con el entusiasmo típico de un niño; o pasear por las lúgubres calles del Londres victoriano que recrea La caída de los Increíbles Zalinda, sintiéndose el más agudo de los detectives; pero, y la aventura más emocionante y aterradora, es acompañar a Nadie, protagonista de El libro del cementerio, en esta versión mucho más tétrica y oscura de El libro de la selva, donde los fantasmas y las brujas, son reales. 

Para los que disfrutan de los placeres sencillos

Seguro que no soy la única que disfruta de las historias sencillas. Adoro esas lecturas dulces y enternecedores, con tramas simples y personajes tan reales como la vida misma. Esas historias que te ofrecen enseñanzas, y que, sin darte, cuenta, te hacen pensar. Ese es el caso de La evolución de Calpurnia Tate, una obra adorable a rabiar, con unos personajes increíbles, que no harán sonreír con sus ocurrencias; sin embargo, y si hablamos de sonreír, no podemos dejar atrás a El pequeño ladrón de sombras, breve novela con un narrador entrañable que nos insta a no abandonar jamás nuestros sueños; por su parte, El increíble caso de Barnaby Brocket nos ofrece una historia simpática y entretenida que, a través de una bella metáfora, nos hablará de que, el simple hecho de ser diferentes, no nos hace peores o mejores. 

Para los que buscan diversión


Guía del autoestopista galáctico es una obra peculiar hasta la saciedad. Si sois amantes de la ciencia-ficción, los diálogos hilarantes y el humor a raudales, éste es vuestro libro; sin embargo, si disfrutáis de un humor más gamberro y soez, y os gustan tanto como a mí los protagonistas excéntricos, Submarino es la mejor opción; aunque quizá prefiráis una historia que, además de ser amena, esté protagonizada por una adorable lectora. En ese caso, os animo a que os hagáis con una edición de Caperucita en Manhattan, un retelling la mar de original sobre Caperucita Roja, donde la abuela es una ex-cantante de music hall bastante marchosa, y el lobo, el líder de una importante franquicia pastelera. 
Para los lectores más reflexivos 

Aunque adoro las historias sencillas, la literatura infantil y las obras humorísticas, ante todo, prefiero las novelas que te hacen pensar. Esas historias con las que reflexionas, piensas y creces. Ese es el caso de, por ejemplo, Las crisálidas, obra distópica que nos plantea una realidad no muy alejada de la nuestra, donde se nos muestra la cara más inhumana del hombre. Y hablando de seres inhumanos, ¿cómo olvidarnos de 1984? La sociedad que George Orwell perfila en esta original e inquietante novela, está compuesta por trozos de carne que ni sienten ni padecen, y unos pocos privilegiados que, contra todo pronóstico, todavía pueden pensar por sí mismos. Ideal para todos los amantes de la distopía, y para todos aquellos que quieran embarcarse en una historia fresca, original y aterradora  a partes iguales. Por último, os citaré una de las pocas novelas juveniles que recomendaría a todo el mundo. Contiene una importante carga reflexiva, y lo mejor de todo es que, para desarrollarla, no se apoya en clichés baratos. Personajes creíbles y cercanos, y un desenlace épico a más no poder, hacen de Jasper Jones, una de mis recomendaciones imprescindibles. Leedlo. 

¿Habéis leído alguno? ¿Os llaman la atención? ¿Cuáles serían vuestra recomendaciones?
¡Feliz día del libro! ¡Un fuerte beso y hasta la próxima!



Los libros de A - Josep Lluís Badal

7 comentarios:

Los libros de A, de J.L. Badal
Ilustraciones de Zuzanna Celej
Autoconclusivo
Editorial La Galera 
978-84-246-4937-1
566 páginas
Resumen que nos da el libro: Esto no es un libro. Es un lugar muy lejano, tanto que está en el patio trasero de casa. En él, hay un árbol gigante que habla, pero solo cuando tiene cosas que decir. Hay un niño hecho de yogur y una niña hecha de vainilla. Hay monstruos que en vez de devorar personas devoran palabras. Hay centenares de personajes creados con una imaginación desbordante, y otros del mundo real (Emily Dickinson), de leyenda (Gilgamesh) o de la literatura (el capitán Ahab).Hay un canto a la libertad, un puñado de malvados dragones y hasta alguno bueno. Hay muchas reflexiones y muchas risas, y a veces no sabes cuál es cuál. Y hay mucho más. Porque esta obra única, que no se parece nada a lo que hayas leído antes, es mucho más que un libro: es todo un mundo, que cambiará el tuyo para siempre.
Pero la bondad, como la maldad, no son nunca universales ni perfectas. 

Aunque hace bastante que dejé atrás la infancia, sigo disfrutando de la literatura infantil. Me encanta leer cuentos, las obras de Roald Dahl y los libros ilustrados. Tanto es así, que, cuando me topé en la biblioteca con una magnífica edición de Los libros de A, y a pesar de no haber leído reseña alguna con antelación o conocer al autor, me la llevé a casa sin dudarlo apenas dos segundos. No me arrepiento de ello: esta obra recoge una colección entrañable de aventuras, que Badal se encarga de narrar de forma fantástica y que, acompañadas por las brillantes ilustraciones de Zuzanna Celej, crean un libro indispensable en la estantería de cualquier amante del género
Como en los cuentos más clásicos, Josep Lluís Badal nos traslada en cuestión de segundos a un bosque mágico donde los árboles y los osos, pueden hablar. Donde conviven niñas hechas de vainilla y niños de yogur. Donde existen dragones, fuegos parlantes y héroes de leyenda. Donde nos encontramos con figuras del mundo real y emblemáticos personajes literarios. Donde, junto con nuestros protagonistas, Tavo y Maya, descubriremos el poder de las palabras, la magia de los cuentos y el encanto de las buenas historias.
En un principio, pensé que la obra era una colección de cuentos conectados a través de sus personajes, detalle que me parecía más que positivo. Las distintas historias que Badal va entrelazando, son la mar de dulces, y entretienen un rato largo. De destacar alguna, me quedaría el Niño Yogur, la isla de Smölen y el salmón Serapión, la del músico y guerrero Miyamoto Yoyo o la nueva y adorable versión de Ahab, el temido capitán que en Moby Dick pretende capturar a la ballena blanca a toda costa, pero que en Los libros de A, tiene un entrañable papel como cazador de dragones malignos.
Pero, y a medida que avanza la obra, nos encontramos con que sí cuenta con una trama concreta, la cual está divida en tres partes y un intermedio, culminando en un final increíble y precioso a más no poder.



El estilo enternecedor de Josep Lluís Badal, hace que esta historia puedan disfrutarla tanto niños como adultos. Logra que te imagines a las más temibles criaturas y que pasees por los paisajes más bellos. Pero no sólo eso: la obra está plagada de bellas metáforas sobre la importancia de las palabras y las buenas historias, además de unas cuantas frases lapidarias que me han encantando.
Hay que destacar, por supuesto, el impecable trabajo  de Zuzanna Celej. No conocía a la ilustradora, y ha sido un descubrimiento más que grato. Tenemos ilustraciones tanto a color -en tonos muy suaves y elegantes- como en blanco y negro, que combinan a la perfección con la dulce narración de Badal, creando juntos una atmósfera idílica, digna de los más bellos cuentos de hadas.
El principal problema que tuve con el libro -y el cual explica la baja puntuación- es que lo leí del tirón,cuando es una obra hecha para degustar con calma. Hay que leerla con tranquilidad, disfrutando de todas las historias sin prisa alguna. Si te pegas el gran atracón como hice yo, te resultará lento, e incluso cansino en ocasiones. De haberlo podido disfrutar como es debido, os aseguro que mi valoración sería mucho más alta.

Querían recordar días felices. La despedida les dolía. Solo podían imaginar el futuro como una gran extensión alada donde la nieve no había sido pisada todavía. 

Los libros de A, es, en definitiva, un regalo ideal, y un imprescindible en las estanterías de cualquier amante de la literatura infantil. Una historia enternecedora, que entremezcla personajes literarios, héroes de leyendas y celebridades históricas, con unos protagonistas la mar de adorables y unas ilustraciones para enmarcar. ¿Cómo es que todavía no lo has leído?


 ¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!

Un hombre con un tenedor en una tierra de sopas - Jordi Sierra i Fabra

8 comentarios:
un hombre con un tenedor en una tierra de sopas-jordi sierra i fabra-9788421631942Un hombre con un tenedor en una tierra de sopas, de Jordi Sierra i Fabra
Autoconclusivo 
Editorial Bruño 
9788421631942
176 páginas
Resumen que nos da el libro: Un célebre fotógrafo, galardonado con un importante premio por la espeluznante imagen de una matanza de indígenas en Chiapas (México), se suicida inexplicablemente. Su hermano menor Isaac, estudiante de periodismo, se pregunta el porqué de esa muerte en pleno éxito y decide averiguar las posibles razones de la misma. La investigación le llevará al corazón del conflicto, la Selva Lacandona, donde la verdad… amenazará su propia vida.
Jordi Sierra i Fabra es un autor español muy reconocido dentro del género juvenil; viendo su amplia bibliografía y teniendo en cuenta la variedad de temas que trata en sus obras, no es de extrañar. Aunque no está entre mis preferencias, reconozco que es un escritor al que da gusto leer: sus obras son amenas, frescas y entretenidas. Pero, a veces, nos encontramos con novelas que van mucho más allá de ser un mero entretenimiento, que pretenden y logran transmitir un mensaje; ese es, sin duda, el caso de Un hombre con un tenedor en tierra de sopas, un libro juvenil muy poco convencional, que me ha dejado patidifusa. 

Voy a hacerte la última pregunta de mi vida. Tienes muchos años para responderla. No la olvides. Piensa en ella.
Isaac, ¿sabes qué hace un hombre con un tenedor en una tierra de sopas?

Chema Soler, fotógrafo de renombre y autor de una aterradora imagen que dio la vuelta al mundo, se suicida sin dar explicación alguna, dejando únicamente una misteriosa carta dirigida a su hermano menor. Isaac, que así se llama el susodicho, no se da por vencido con lo poco que encuentra en la nota, y decide investigar por su cuenta qué motivos hicieron que su hermano se quitara la vida en pleno éxito.
Aunque la trama no sea especialmente original, sí que es un soplo de aire fresco dentro del género. Es una historia amena, y entretenida, pero que, además, da un mensaje muy claro. Habla del periodismo, y de la honestidad que deben poseer aquellos que se dediquen a él. De la facilidad que tiene el mundo para darle la espalda a las desgracias, de lo rápidos que somos para deshacernos del dolor, ya sea por ignorancia o comodidad. Sin duda, es un mensaje cargado de fuerza, y lo mejor de toda la obra con una diferencia importante. 
El libro posee un ritmo frenético, que, sumado a la trama, la  cual logra atrapar desde el segundo cero, hacen que no puedas dejar de leer. En poco tiempo logra que te sientas parte de la historia, y que estés tan o más impaciente que Isaac por saber qué le sucedió a Chema. 
El autor emplea un estilo sencillo y fácil de seguir, donde predominan los diálogos y los párrafos cortos, facilitando la lectura; sin embargo, a pesar de poseer una prosa clara y concisa, carente de florituras o adornos, consigue llegar y calar hondo, sobretodo en las últimas páginas, donde los sentimientos están a flor de piel. Con unas pocas palabras, Jordi Sierra i Fabra logra que se te encoja el corazón. Pero, a mi parecer y aunque el objetivo principal de la novela es hablarnos de lo necesaria que es la honestidad –objetivo que logra-, no me hubiese quejado si el autor hubiera escrito unas cuantas páginas más para profundizar más en los personajes o en la historia. El mensaje es claro, y llega de forma efectiva, pero en ocasiones, tenía la sensación de que la pluma quedaba bastante escueta.
En cuanto a los personajes, más de lo mismo: hubiese disfrutado de un poco más de desarrollo. Como en toda novela de misterio o detectives, tenemos personajes que vienen y van, pero en los cuales no conocemos casi nada; a los únicos que llegamos a conocer más en el fondo, son a los Soler. Nos ponemos en la piel de Chema, sintiendo su desasosiego, su angustia y su dolor; comprendemos los motivos que mueven a Isaac a actuar, a querer saber más sobre el tema, aún a sabiendas de que lo que descubra, puede no ser de su agrado.
El final es, de lejos, lo mejor de la obra. El último capítulo es fantástico, y la resolución del gran misterio, impactante. Yo me esperaba una respuesta mucho más simple, y, desde luego, me ha dejado la mar de impactada.

El mundo hace lo que le da la gana. Ve y cree lo que quiere, y también juzga, libera o condena a quien quiere. 
Un hombre con un tenedor en tierra de sopas es una novela que se sale de lo convencional, cargada de mensaje, con una historia fresca y atrapante y un final increíble. No sé a qué estáis esperando.

¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!

 

El ladrón del rayo (Percy Jackson y los dioses del Olimpo #1) - Rick Riordan

12 comentarios:
Percy Jackson y el ladrón del rayo (The Lightning Thief), de Rick Riordan
Traducción de Libertad Aguilera Ballester
Percy Jackson y los dioses del Olimpo (#1 de 5): El ladrón del rayo | El mar de los monstruos | La maldición del titán | La batalla del laberinto | El último héroe del Olimpo
Editorial Salamandra
978-84-9838-236-5
283 páginas
Resumen que nos da el libro: ¿Qué pasaría si un día descubrirás que, en realidad, eres hijo de un dios griego que debe cumplir una misión secreta? Pues eso es lo que le sucede a Percy Jackson, que a partir de ese momento se dispone a vivir los acontecimientos más emocionantes de su vida.
Expulsado de seis colegios, Percy padece dislexia y dificultades para concentrarse, o al menos ésa es la versión oficial. Objeto de burlas por inventarse historias fantásticas, ni siquiera él mismo acaban de creérselas hasta el día que los dioses del Olimpo le revelan la verdad: Percy es nada menos que un semidiós, es decir, el hijo de un dios y una mortal. Y como tal ha de descubrir quién ha robado el rayo de Zeus y así evitar que estalle una guerra entre los dioses. Para cumplir la misión contará con la ayuda de sus amigos Grover, un joven sátiro, y Annabeth, hija de Atenea.
Desde antes de llegar a la blogosfera, ya me venían recomendando las novelas de Rick Riordan. Muchas eran las personas que me situaban a Percy Jackson y los dioses del Olimpo como una de las mejores sagas fantásticas dentro del género juvenil; tras haber leído el primer volumen, y aunque considero que es pronto para juzgar, me atrevo a decir que, si las siguientes entregas son, aunque sea, la mitad de buenas que ésta, no es de extrañar que los lectores la tengan en tan alta estima.  Riordan ha creado un mundo muy original, y unos libros que consiguen encandilar desde el minuto cero. Si lo que queréis es acción, aventuras y diversión a raudales, ya estáis tardando en haceros con un ejemplar.
Fanart por Jo-yumegari
Percy, un joven de doce años que padece dislexia y síndrome de déficit de atención, descubrirá de la noche a la mañana que los dioses griegos, aquellos que creía personajes de cuentos y mitos, son tan reales como la vida misma. Ante sus ojos se abrirá un mundo donde las ninfas, los centauros o las hidras, son reales; un mundo al que se verá arrastrado al descubrir que es hijo de un semidiós y que, para más inri, ha sido acusado de robar el rayo de Zeus. Con la ayuda de sus amigos, Grover -un sátiro-, y Annabeth, hija de Atenea, se embarcará en una peligrosa aventura para recuperarlo y evitar así que estalle una guerra entre los dioses.
Decir que los personajes son profundos, es columpiarse mucho. Al fin y al cabo, son niños, y  la novela, está enfocada para niños. No os esperéis una psicología compleja o una personalidad cargada de matices, porque os llevaréis un batacazo importante. Sin embargo, no dejan de ser unos personajes agradables, con los que es sencillo empatizar y con los que te ríes a carcajadas. Además, os aseguro que cada personaje, es más interesante que el anterior.  

Es increíble hasta dónde pueden llegar los humanos con tal de que las cosas encajen en su versión de la realidad.

Es evidente, ya desde el primer capítulo, que la novela está dirigida a un público más infantil que juvenil. Sin embargo, Riordan tiene un estilo tan sencillo y fácil de seguir, pero, sobre todo, una historia tan interesante que contar y un protagonista tan peculiar, que esto llega a ser completamente irrelevante.  Y es que Percy dista mucho de ser un personaje convencional, y eso, se agradece, y mucho. A pesar de ser un niño, tiene un sentido del humor muy ácido, con el que, por lo menos servidora, disfruta como una enana. Sus diálogos sarcásticos, su desparpajo y su forma de desenvolverse ante cualquier situación, han hecho de ésta, una lectura la mar de especial.
La originalidad del autor, es indiscutible. Me gusta mucho el mundo tan imaginativo que recrea alrededor de nuestro, y la forma es la que lo desarrolla. Asimismo, me ha agradado sobremanera ver las distintas personalidades que le atribuye a cada uno de los dioses; es imposible no sonreír con el macarra de Ares, con el servicio de mensajería Express de Hermes o con los chines de Hefesto. 
Por norma general y gracias a las constantes escenas de acción, tenemos un ritmo trepidante y frenético; sin embargo, en la primera mitad del libro, se tarda muchísimo en ir al grano, cuando el 
gran misterio, es más que predecible. Es el único fallo que le encuentro: sobran unas pocas páginas.
El ladrón del rayo es un inicio de serie trepidante, cargado de acción, con una historia original a rabiar y un protagonista la mar de peculiar. ¿Queréis aventuras y diversión a raudales? Ya estáis tardando en haceros con un ejemplar. 

¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!

Ángel mecánico (Cazadores de Sombras: Los Orígenes #1) - Cassandra Clare

9 comentarios:
Ángel mecánico (Clockwork Angel), de Cassandra Clare
Traducción de Patricia Nunes
Trilogía Cazadores de Sombras: Los Orígenes #1 de 3: Ángel mecánico | Príncipe mecánico | Princesa mecánica
Editorial Destino
437 páginas
978-84-08-09623-8
Resumen que nos da el libro: Tessa Gray está dispuesta a encontrar a su hermano. Para ello, se dirige a Londres, donde será raptada por una organización secreta llamada el Club Pandemónium, y rescatada por los Cazadores de Sombras. Pronto, Tessa verá su corazón dividido entre Jem, cuya frágil belleza oculta un oscuro secreto, y Will, cuya hiriente ironía y cambios de humor constantes le mantienen a distancia, mientras los tres intentan salvar... el mundo.
Si no le importas a nadie en el mundo, ¿existes realmente?

Aunque por norma general siempre les encuentro fallos a sus libros, Cassandra Clare es una autora que me gusta bastante. No está entre mis preferidas, ni la considero una maestra de las letras; sin embargo, sus obras siempre se me hacen amenas, y disfruto como una enana con ellas. Por eso mismo cogí Ángel mecánico sin muchas expectativas, esperando encontrarme únicamente con una historia sencilla y entretenida. No sois consciente cuál fue mi sorpresa la descubrir que, salvo por unos pocos detalles, me hallaba delante de una novela magnífica
Tessa Gray, una joven americana de dieciséis años  viaja hasta Londres para encontrarse con su hermano, el cual lleva unos cuantos meses residiendo allí. Sin embargo, a su llegada, es raptada por dos arpías despiadadas, las hermanas Oscuras; mas, su cautiverio, aunque horroroso, será breve. Gracias a la ayuda de los cazadores de sombras, Tessa logra escapar de sus secuestradoras, abriendo su mente a un mundo donde la magia, los demonios o las hadas, son reales.  Con la ayuda del candoroso Jem y el malhumorado Will, Tessa se embarcará en una ardua misión que no sólo consiste únicamente en encontrar a su hermano, sino en salvar al mundo. 
Imagen de la adaptación al manga
sacada de la web Stay Bookish
La trama, si bien es cierto que parte de una base muy poco original, es interesante cuanto menos; mas, lo destacable, no es la historia en sí, sino la forma en la que se desarrolla. Tenemos un ritmo ágil y frenético, que, sumado a las continuas escenas de acción, crea una historia que, a pesar de ser introductoria, se devora en un abrir y cerrar de ojos. En adición, tenemos las dosis adecuadas de misterio, intriga y humor, aunque, por desgracia, contemos también con un romance un poco surrealista, del cual hablaré más adelante.
La prosa de Cassandra Clare ha sufrido una mejora considerable, y digna de mención. Ha llovido mucho desde que se publicó Ciudad de hueso, y eso se nota. Vemos un estilo mucho más cuidado y elaborado, unas descripciones mucho más logradas y unos diálogos más naturales; sin embargo y aunque en menor medida, me siguen molestando algunas de sus extrañas comparaciones, que, desde luego, desentonan un montón.
Gran parte del encanto de la novela, es su ambientación. Adoro las historias que transcurren en el lúgubre Londres victoriano, y la atmósfera tan tétrica y gris que crea Cassandra Clare, es fantástica. No es difícil imaginarse paseando por las húmedas  y tristes calles, o dando una vuelta por Hyde Park. Sin duda, la forma tan fascinante que Clare tiene de situarnos en la capital inglesa, es un enorme punto a favor.

Siempre hay que tener cuidado con los libros  y con lo que contienen, porque las palabras tienen el poder de cambiarnos.

Sin embargo, y como no todo es positivo, tenemos un triángulo amoroso que, desde mi punto de vista, es bastante predecible, y falla estrepitosamente. A pesar de estar cargado de tópicos –el chico amable, la muchacha dulce e inocente y el tipo borde y mal encarado- , si se hubiese desarrollado de forma correcta, reconozco que hasta me hubiera parecido interesante; pero es que es inverosímil por parte de los tres. Hay un personaje con el que puedo hacer, con mucho esfuerzo eso sí, una excepción debido a sus circunstancias; pero es que los otros dos, no hay por donde pillarlos. Es un amor que surge en cuestión de días, sin haber compartido casi palabra alguna, y que además, lo viven como si fuese a ser el último. Aunque de vez en cuando se le daba más importancia de la necesaria a este romance, tampoco he quedado saturada con él. Espero que se mantenga así de cara a sus siguientes tomos.
Portadas de la trilogía
Nos volveremos a encontrar con viejos conocidos, como es el caso del magnífico brujo Magnus Bane o de la hermosa pero cruel vampira Camille Belcourt. Aunque, también contamos con nuevo elenco de personajes de lo más variopintos, los cuales, a pesar de no presentar una psicología especialmente profunda, poseen unas personalidades marcadas y muy bien definidas. A excepción de Tessa, la protagonista. Me ha resultado un personaje muy plano y demasiado lineal, el cual, a pesar de su trágica historia, no ha sido capaz de transmitirme nada. Otro tanto, aunque en menor medida, puede aplicarse a Will. Yo soy la primera que disfruta de los personajes sarcásticos por muy vistos que estén, pero, y volviendo al tema del amor, no los que presentan cambios bruscos en su forma de pensar y actuar después de que se crucen en su camino unas faldas. Considero que el amigo Herondale puede dar mucho juego, pero que se echa a perder con la presencia de Tessa; Jem es uno de mis preferidos, aunque tampoco me he creído los sentimientos que parece sentir hacia nuestra protagonista.  Es un muchacho dulce y atento, un caballero en toda regla, que conquista el corazón de cualquiera con unas pocas palabras; mas, el plato fuerte de la novela, es sin duda alguna, Charlotte. Una mujer fuerte y decida, lista como el hambre y con unos nervios de acero.  Estoy deseando saber qué será de ella y de su Instituto en los siguientes volúmenes.
El final deja muchísimos cabos sueltos y muchas dudas en el aire, tantas, que estoy deseando como agua de mayo leer su siguiente tomo. Y es que, con sólo haber leído el primer volumen, ya os puedo afirmar que esta trilogía, le da mil vueltas a la serie original. 

¿Importan las razones cuando no se puede hacer nada para cambiar las cosas?

¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención?
¡Un fuerte beso y hasta la próxima!