Frankenstein o el moderno Prometeo - Mary Shelley

Frankenstein, de Mary Shelley 
Biblioteca El mundo (Colección Millenium)
84-8130-132-9
239 páginas
Resumen que nos da el libro: La eterna pretensión humana de igualarse a Dios y las prácticas científicas de la época victoriana se unieron en la mente del Dr. Victor Frankenstein, la criatura de Mary Shelley, induciéndole a llevar a cabo su experimento: crear un hombre vivo hecho con fragmentos de varios cadáveres. A partir de esta idea, Mary Shelley escribió una obra inmortal, una obra que pretendía, más que provocar el miedo del lector, inducirle a la reflexión. Por un lado, el hombre sabio es castigado cuando pretende alcanzar el conocimiento superior y propagarlo; por otro, la criatura humana surgida del conocimiento prohibido es abandonada por Dios y por los hombres cuando aparece sobre la tierra con una apariencia distinta a la del resto de los mortales. El monstruo creado por Frankenstein es la fealdad, pero también es la imperdonable "diferencia", algo que no se tolera, aunque sólo esconda bondad e inteligencia.


En mis divagaciones consideraba a aquel engendro con el que había afligido a la humanidad, a aquel ser repulsivo al que involuntariamente había concedido el poder de cometer los actos más horrendos, como una encarnación repugnante de mi propia alma, destinada a destrozar aquello que me era más amado.

Frankenstein o el moderno Prometeo y su peculiar pareja protagonista, han pasado a la inmortalidad. Todos conocemos al excéntrico Victor Frankenstein y a su horripilante creación. Sin embargo, ¿sabemos, de verdad, qué se esconde tras esta historia? No olvidemos que la gran mayoría de las adaptaciones de los clásicos, poco o nada tienen que ver con la historia original y que muchos elementos de la misma, se pueden ver fácilmente difuminados e incluso ridiculizados por el séptimo arte. Frankenstein es una novela que abarca un montón de temas y que, lejos de presentarnos un argumento aterrador, capaz de ponernos los pelos de punta, nos sumerge con refinamiento, clase y elegancia, es una historia triste y amarga como pocas, capaz de emocionar al más estoico. La obra de Shelley es una auténtica maravilla de lectura obligatoria y calidad indiscutible, que, por mi parte, queda más que recomendada. 

A pesar de que la obra presenta unos cuantos elementos de horror y ciencia-ficción (géneros de los que se considera un clásico), Shelley le ha aportado un toque muchísimo más sentimental, logrando una novela inteligente, conmovedora y apasionante a más no poder. Incluso, y dejando a un lado lo fantástica que pueda llegar a ser en ocasiones, podemos hasta decir que es realista, por lo bien caracterizados que están sus personajes, o lo creíbles que resultan sus acciones. Por un lado, tenemos a Victor, un joven estudioso e inteligente que, desde muy pequeño, se ha visto interesado por las ciencias. Con el pasar de las páginas, veremos, con una mezcla de horror y fascinación, cómo este personaje, antaño dulce y amable, se ve arrastrado por una ambición sin límites, por una obsesión ciega e insana, que le obliga a aislarse del mundo y dedicarse por entero a una misión tan curiosa como escalofriante. Frankenstein nos habla de cómo el ser humano, puede llegar a corromperse por su propio egoísmo, su presunción sin límites o sus ansías de querer igualarse a Dios. El archiconocido doctor, ha resultado ser un personaje excepcional. La mayor parte del relato está narrado por él, y me ha resultado, simplemente, magnífico. Porque, si bien Victor es un buen hombre, que cuida y mira por los suyos, también es un humano. Y como tal, es egoísta, soberbio y presenta un gran afán por la auto-compasión, detalle que resulta más que verosímil. Es un personaje cargado de matices, luces y sombras el cual, no caerá bien a todos pero cuya fantástica caracterización, es indiscutible.

¿Realmente era el ser humano tan poderoso, tan virtuoso y magnífico, siendo, al mismo tiempo, tan vil y lleno de vicios?

A través de los ojos de la criatura, veremos el lado más oscuro de los humanos. La creación de Victor, que, a pesar de su aterradora apariencia es todo bondad, los adora. Admira su belleza, sus elegantes movimientos y su voz melodiosa; sin embargo, ese fuerte y noble aprecio, pronto se verá convertido en el más grave de los odios. Y es que el ser humano, junto a su irracionalidad y a su miedo por lo desconocido, consiguen transformar a esta dulce criatura, convirtiéndola en un ser cruel e infame, capaz de cometer las más horrendas maldades. Este monstruo, que solo buscaba compañía y afecto, que tenía un montón de amor para repartir, es rechazado por todos, incluso por su propio creador, llenando su corazón de ira y desprecio, lo que le llevará a cometer los más funestos crímenes. Nos muestra lo crueles que podemos llegar a ser, y también, cómo todos, independientemente cómo sea nuestra naturaleza, terminamos corrompiéndonos. Unas cuantas páginas de la obra, están narradas desde la perspectiva de la bestia, y decir que han sido emocionantes, es quedarse corto; la forma en la que Shelley nos describe el gran aprecio que siente la criatura por los hombres, es conmovedora hasta decir basta. No encariñarse de este ser, es imposible.

Sin duda alguna, el aspecto más llamativo de Frankenstein, es la forma en la que, tan complejas reflexiones, son abordadas. A pesar de que la obra se escribió en 1818, la narración, que si bien es descriptiva, no peca de densa o pesada. Es un clásico rápido de leer y entretenido a rabiar que sabe cómo ganarse el corazón del lector con unos pocos párrafos. La narración está cargada de naturalidad, elegancia y sentimiento. Las palabras de Shelley, son a veces crueles; en ocasiones, desgarradoras; de vez en cuando, hermosas; mas, siempre, siempre, emocionantes


¿Cómo puede presumir el hombre de poseer una sensibilidad superior a la de las bestias? 

No me queda más que rogaros encarecidamente que le deis una oportunidad, porque es fantástico. Así de simple. Esta humilde reseña no le hace justicia (vamos, es que ni de lejos): leedlo. Es un pequeño tesoro, que encierra muchísimo más de lo que puede parecer en un principio. No tiene desperdicio alguno. ¡Echadle un ojo, anda!


Frankenstein o el moderno Prometeo, es una obra maestra. Dejad a un lado todo lo que sabéis o, mejor dicho, creéis saber: la novela de Shelley es mucho más profunda de lo que parece a simple vista y, desde luego, sabe cómo ganarse al lector. Narrada de una forma emocionante, llena de sentimiento y personalidad, y manejando magníficamente una trama muy bien hilada, este libro os dejará boquiabiertos. ¡Leedlo!

¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención? ¿Cuál es vuestro clásico preferido?
¡Un abrazo!

11 comentarios:

  1. De humilde nada, fantástica reseña, y yo estoy totalmente de acuerdo contigo. Leí esta novela hace unos cuantos años, ya que el monstruo o criatura de Frankenstein es un personaje que siempre me ha fascinado (al igual que Drácula). A pesar de conocer la historia de antemano gracias a la película, me enganchó muchísimo. Hay momentos que ponen los pelos de punta, y respecto a Victor y la criatura, a veces sentía odio hacia ellos, y otras veces compasión. Según avanzaba la novela mis impresiones iban cambiando constantemente. Sin duda es uno de los mejores clásicos que he leído :)

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre intento plasmar todo lo que una novela me ha hecho sentir pero, cuando son tan buenas como esta, siempre tengo la sensación de que me quedo corta. Además, es que Frankenstein tiene una increíble cantidad de matices. ¡Es brillante, brillante! Y, evidentemente, escribir sobre tan magnífica obra de arte sin dejarte nada en el tintero, es difícil. De todas formas, me alegra mucho ver que te ha gustado la reseña, ¡muchas gracias por tus amables palabras! <3
      A todo esto, yo ando con muchas, MUCHÍSIMAS ganas de leer Drácula. A ver cuando saco un hueco para leerla :3
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Otro de los eternos clásicos que tengo pendientes y quiero leer. Pero por algún motivo siempre hay otros que me atraen más, ya sea por no ser "fantásticos" o tirando al costumbrismo.
    Pero bueno, si que quiero leerlo precisamente para ver toda la profundidad y complejidad de la trama, porque es verdad que todos conocemos lo típico que vemos en las pelis, y me imagino que no le llega a la suela del zapato a la obra original.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Más que un relato de terror (según su clasificación) leí en este libro una historia sumamente triste que narra como toda criatura por más pura que pueda ser, será corrompida. El monstruo puede que sea horripilante en apariencia y por ello, cada persona que lo ve presume de su maldad, no obstante, es un ser que en un principio sólo anhela compañía, es pues cuando se da cuenta que nunca será aceptado que decide convertirse en lo que creen que es. Simplemente profundiza en las partes oscuras del humano, y de la criatura que supuestamente no es humana pero sigue sintiendo como uno.
    Abrazos :D

    ResponderEliminar
  4. Yo lo leí hace dos años y me quedé maravillada :)
    Acabo de descubrir tu blog y te sigo! :) Adoro tu diseño!!
    Besos desde Andrómeda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es que es una auténtica maravilla! Se ha convertido en uno de mis preferidos, sin duda alguna <3
      Gracias por quedarte por aquí óuó (y por tu comentario sobre el diseño; tardé la vida con él xD). Yo también le echaré un vistazo a tu blog más tarde ^.^
      Un abrazo :3

      Eliminar
  5. ¡Buenas! Me alegro de que te haya gustado tanto, lo tengo desde hace mucho en mi biblioteca (junto con otros 80 xDDD) y aún no le ha llegado el turno, pero tendré presente todo lo que has dicho de él :3

    Un beso! ^^

    ResponderEliminar
  6. Pedazo reseña :D
    Tengo que leer este libro si o si jaja
    Acabo de conocer tu blog y me quedo por aquí
    te espero por mi blog, si quieres :D
    un besoo

    ResponderEliminar
  7. Genial reseña... creo que este libro es de lectura obligada¡¡ me pondré con él en cuanto pueda¡¡
    genial¡¡ un abrazo enorme¡¡¡ ya te cuento¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo esperando en mi estantería, ya que el año pasado lo conseguí en una feria del libro bastante bien de precio. La verdad que tras leer tu reseña me han entrado ganas de ponerme con él :)

    Un besiño

    ResponderEliminar
  9. Realmente me dejaste con unas grandes ganas de leerlo. Creo que en cuanto a clásicos me gusta mucho Cumbres borrascosas^^ me quedo por tu blog, un beso :)

    ResponderEliminar