{Serie} Sherlock, tercera temporada

Sherlock, tercera temporada
3 capítulos por temporada
Basada en los geniales relatos del genial Sir Arthur Conan Doyle 
Género: drama policial, suspense, crimen
Creadores: Steven Moffat y Mark Gatiss
Guionistas: Steven Moffat, Mark Gatiss y Stephen Thompson 
Sinopsis: Ubicada en la Londres del siglo XXI, la serie sigue los pasos del excéntrico detective Sherlock Holmes junto a su compañero John Watson, en su búsqueda para resolver los brutales crímenes que se van desarrollando.
¡ATENCIÓN! Esta reseña contiene spoilers de temporadas anteriores. 



A pesar de no haber hecho reseña de sus dos temporadas anteriores, creo que he comentado en este blog por activa y por pasiva mi amor hacia esta mini-serie británica -y también hacia Martin Freeman, pero ese es otro tema-. Y es que esta modernización del clásico Sherlock Holmes, uno de mis personajes literarios favoritos de todos los tiempos, me encandiló durante las sus dos primeras temporadas de una forma bestial. Después de dos largos años, nos llegó la tercera temporada de Sherlock, de la que he oído de todo. Muchos dicen que la serie ha mejorado considerablemente y que es la mejor temporada de todas, mientras que otros muchos, opinan que es horrible y que se la han cargado. Tiene gracia, porque yo no me clasificaría en ninguno de esos dos grupos. A mí sí que me ha gustado esta temporada, aunque menos que las anteriores. Pero lo que sí que no me ha gustado, es esperar dos años para tres capítulos que no te duran ni un mes -el drama de los sherlockians, que se le va a hacer...-
Lo que más esperaba de esta tercera temporada, era el saber cómo Sherlock había sobrevivido. Sonará paranoico, pero tenía un montón de teorías construidas al respecto. Sin embargo y no sé si es que yo soy más dura de mollera de lo que pensé, pero aún no me ha quedado del todo claro. En el primer capítulo, nos dan tres posibilidades: una demasiado bizarra pero cómica, no los vayamos a negar, una digna de una película de acción y una tercera más creíble. ¿Cuál de las tres es? No tengo ni la más remota idea, porque creo que no te lo cuentan. Y si te lo cuentan, repito lo dicho: yo debo de ser tonta. Ahora, si alguien sabe qué diablos pasó, le pido por favor que me ilustre.
Lo que ha disgustado a muchos de los fans, entre los que me incluyo yo, es el nuevo enfoque que ha tenido la serie. Aunque yo no diría que me ha molestado ese cambio en sí, si no la manera tan brusca en la que nos lo sirven. Esas situaciones jocosas y esos momentos sentimentales podrían haberse desarrollado más y darse de una forma menos precipitada, dejando tiempo al espectador para que se acostumbre a ellas. Pero lo que menos me ha gustado, ha sido esos cambios que han hecho con la personalidad del protagonista principal, que simplemente no me cuadraban.
Las actuaciones siguen siendo de lujo, matizando, como no, la de los actores protagonistas, mis queridos y amados Benedict Cumberbatch y Martin Freeman. Es increíble la compenetración que tienen en escena y verlos actuar es una auténtica delicia. También se las da un papel más importante a los secundarios, de los que destacaría a Molly -interpretada por Louise Bradlye-. También contamos con la aparición de nuevos personajes y recuentros espectaculares con algunos que ya conocíamos, pero no profundizaré mucho en ello porque paso de hacerles spoilers. ¡Ah, y tenemos un nuevo villano!
También hay que destacar una notable mejora en la edición y fotografía de la serie. Siempre me ha gustado, pero en esta tercera temporada aún más. ¡Es increíble!
Así es como me imagino yo a Mark Gatiss
y Steven Moffat después de la emisión
del último capítulo. 
Los capítulos siguen siendo adictivos no, lo siguiente. Aunque he de reconocer que las tramas de estos, no me han resultado muy interesantes, sobretodo la del segundo. Pero, ¡ojo! Que no me resulte interesante el argumento, no significa que no me hayan gustado. Yo siempre he opinado que lo importante no es la historia, sino la forma en la que esta se lleva. En ese aspecto, me han parecido iguales a los seis anteriores: muy entretenidos, interesantes y emocionantes. Quizá me ha faltado ese suspenso e intriga que conocía, pero aun así no han sido una completa desilusión. Tengo que destacar el final del último capítulo. Me juro que morí cuando X hizo X y después apareció X. Sólo Mark Gatiss y Steven Moffat pueden dejarnos con un final tan abierto y sugerente. Y ahora, no queda más que esperar con ansias la cuarta temporada de la que he leído por ahí, que se emitirá este año, aunque nada es seguro y todo es posible. Eso, en el supuesto caso de que no les dé por aplazarla. Yo creo que para cuando se publique la quinta temporada de Sherlock -que también está confirmada- tanto ustedes como yo, habremos superado la veintena tres veces como mínimo.
En resumen, esta nueva temporada, si bien no está mal del todo, no conserva la esencia de sus antecesoras. Capítulos que aunque largos, se hacen amenos y entretenidos, adornados con momentos cómicos que te harán reír a carcajadas y situaciones sentimentales que te sorprenderán, ya sea para bien o para mal y con un final de infarto que te dejará deseando saber más.
*En realidad sería un 3.5/5.0, pero como eliminé los medios puntos, se queda así*

Y ustedes, ¿qué opinan de esta nueva temporada? ¿Les gustó o la odiaron? ¿Aún no han visto la serie? ¿Opinan que Mark Gatiss y Steven Moffat son las personificaciones molonas del mal? ¡Cuéntenme, la interacción es lo más guay del paraguay! ¿eso se sigue diciendo?
¡Un beso y hasta la próxima! 

El increíble caso de Barnaby Brocket - John Boyne

El increíble caso de Barnaby Brocket, de John Boyne
Traducido por Ana Mata Buil 
ISBN: 978-84-9032-521-6
Editorial Debolsillo 
Autoconclusivo
249 páginas
Resumen que nos da el libro: Esta es la historia de Barnaby, un niño especial que pertenece a una familia demasiado normal; más aún, tremendamente normal, aburridamente normal. Para los Brocket todo cambia el día que nace Barnaby. Su madre se da cuenta de que algo va mal cuando empieza a notar los dolores del parto... Pero lo peor está por llegar: ¡su bebé sale disparado y se queda flotando en el techo de la habitación!
El diagnóstico es concluyente: Barnaby no obedece a las leyes de la gravedad, su estado natural es flotar. Sus padres, desesperados, no saben que hacer con él: de nada sirven las súplicas del niño, que asegura que quiere quedarse en el suelo pero no puede. Al final, solo queda una solución: dejar que se vaya volando.


Lo que más me llamó la atención de esta novela -además de está escrito por John Boyne, autor que estaba en mi lista de pendientes desde hace años- era su argumento, original cuanto menos. Así pues, cuando vi la oportunidad de leer esta novela, no me lo pensé ni dos segundos y me embarqué en el interesante y divertido viaje que supondría para mí leer El increíble caso de Barnaby Brocket.
Si de algo pueden presumir Eleanor y Alistair Brocket es de ser completamente normales. Tiene una vida normal, una casa normal, unos hijos normales y un perro normal. Sin embargo, algo cambiará la vida de esta aburrida y rutinaria familia. Ese algo, se llama Barnaby Brocket, el tercer hijo del normalesco matrimonio. ¿Que qué tiene esto de raro? Barnaby nace con una peculiaridad que hace que no pueda mantener los pies en la Tierra. Y es en sentido literal: Barnaby Brocket no obedece a las leyes de la gravedad, ¡flota!
El libro está narrado en tercera persona, centrándose tanto en el punto de vista de Barnaby, como en el de sus padres. Esto nos permite conocer un poco más a los personajes y su psicología
He disfrutado como una enana leyendo esta novela, no sólo por los momentos cómicos, que los hay, sino por las constantes reflexiones que nos plantea. Transmite un montón de valores preciosos, nos enseña que hay que aceptarse y quererse a uno mismo, y que ser diferente a como dicta la sociedad, no es sinónimo de algo malo
Algunas personas simplemente no pueden aceptar algo que se escape de su experiencia. 
Creo que el autor le podría haber sacado más partido la narración. La forma de narrar de John Boyne me ha gustado, aunque no me ha parecido nada del otro mundo. Es una pluma ágil y sencilla, fácil de comprender, cuidada y sin ningún tipo de florituras, con momentos cómicos e irónicos en algunas ocasiones e interesantes pensamientos y reflexiones en otras. 
El ritmo de esta novela es, por lo general, frenético. Aunque no es un libro que se caracterice por su acción -que es más bien inexistente- te atrapa desde el principio. Hay algunas partes de la novela que me parecieron muy lentas, pero aun así, las disfruté de todas formas, ya que es una novela fresca y amena
Tenemos un elenco muy variado de personajes, todos muy curiosos y peculiares, que desprenden carisma allá a donde van. Sin embargo, en el único en que el profundizamos -y tampoco mucho, las cosas como son- es con Barnaby, personaje del que es imposible no encariñarse. Me he reído a carcajadas con todas y cada una de sus ocurrencias, y me ha hecho pensar con sus bonitas reflexiones. Pese a ser un niño muy pequeño, tiene una mente abierta y comprende conceptos que gran parte de sociedad rechaza. 
Después de haber leído esta novela tan bonita, estoy deseando leer algo más del autor. Es más, tengo su obra maestra en la estantería - El niño con el pijama de rayas - deseando ser leída. Espero que me guste incluso más que esta. 
El increíble caso de Barnaby Brocket es una historia muy bonita, narrada de una forma sencilla y fácil de comprender, que te hará reír, llorar y reflexionar. Una novela muy curiosa y fresca que no te dejará insatisfecho. 

{Manga} Doubt - Yoshiki Tonogai

Doubt, de Yoshiki Tonogai
Seinen 
Editorial: No está licenciado en España 
Tomos: 4
Resumen personal: La historia gira en torno a un videojuego para móviles llamado Rabbit Doubt, en el que los jugadores son conejos y entre uno de ellos está un lobo escogido al azar para actuar como infiltrado. Los conejos han de descubrir quién es el lobo antes de que este se los coma a todos. Sin embargo y por unas casualidades del destino, nuestros protagonista se verán obligados a jugar a una versión real del Rabbit Doubt. Un manga cargado de acción, misterio y mucha, mucha sangre.



A pesar de que la trama principal me llamaba mucho y las muy buenas críticas que había leído de este manga, yo estaba muy reacia a comenzarlo. Sin embargo y cuando finalmente decidí darle una oportunidad, me arrepentí de no haberlo hecho antes, ya que este corto pero intenso manga, consiguió atraparme durante toda una noche y sorprenderme a más no poder. 
Creo que lo importante de este manga no es el argumento en sí, que en más de una ocasión nos puede resultar algo tópico, sino por la forma en la que se desarrolla. La trama es increíble y está muy bien hilada, envuelta por un aura de misterio, intriga y suspense desde la primera hasta la última página.  Con acción trepidante cada dos por tres y sangre para dar y tomar. Me leí los cuatro tomos uno detrás de otro y me dí cuenta de que cada uno me iba gustando más que el anterior. Y reconozco que, llegué a sospechar de todos y cada uno de los seis personajes principales. 
El dibujo no es gran cosa, pero combina a la perfección con la historia -es difícil de explicar, pero creo que me entenderéis si tenéis la oportunidad de leer el manga-. Algo que sí que me encantó, son las cabezas de los conejos. Me encanta su diseño, están muy bien trabajadas y detalladas, y son inquietantes cuanto menos. Al principio del manga hay unas pocas páginas a color, donde aparecen el lobos y los conejitos, que también son geniales. 
Los personajes es uno de los pocos aspectos que me han rechinado, no porque estuvieran mal, que no lo están, sino porque no se profundiza en ellos lo suficiente. No es que me parecieran planos, pero creo que si el autor los hubiera desarrollado más, hubiera enriquecido mucho la historia. El que más me ha gustado de todos ha sido Hajime, un chico callado y misterioso que me cayó bien desde el principio. 
Y por último, otro de los pequeños errores que le encuentro al manga, es su extensión. Creo que cuatro tomos son muy pocos para contar todo lo que esta increíble historia tiene que contar. Sin embargo, he leído por ahí que su continuación, llamada Judge tiene más entregas. Así pues, en cuanto pueda le echaré el guante y le daré una oportunidad, esperando que me guste tanto o incluso más que este. 
Una trama bastante tópica pero muy bien hilada, que consigue atraparte desde el minuto cero, con muchas escenas gore y un halo de misterio e intriga que os encantará, a pesar de su corta extensión. 

Las ventajas de ser un marginado - Stephen Chbosky

Las ventajas de ser un marginado, de Stephen Chbosky
Traducido por Vanesa Pérez-Sauquillo
ISBN: 978-84-204-0354-0
Editorial Alfaguara
Autoconclusivo
257 páginas
Resumen que nos da el libro: <<Vivir al margen ofrece una perspectiva única. Pero siempre llega el momento de entrar en escena y ver el mundo desde dentro>>
Charlie es un chico realmente especial: lee muchísimo, no sale con amigos ni con chicas y reflexiona sobre el mundo desde un punto de vista muy particular. Su ingenuidad, su incapacidad para relacionarse normalmente y su extrema sinceridad le crean más de un problema, especialmente ahora que su único amigo ha muerto. Conocer a Sam y Patrick, los chicos más populares del instituto, provocará un giro radical en su vida que lo sumergirá de pleno en la adolescencia.


Las ventajas de ser un marginado, es un libro muy especial, al igual que su protagonista, Charlie. Él, es un adolescente de quince años muy sensible e introvertido, que ve, calla y comprende, al que le encanta leer y pasa el tiempo reflexionando sobre todo lo que le rodea. Su mejor y único amigo, un chico llamado Michael, se suicidó el último año de colegio y esto, sumado a su ingenuidad y su extrema sinceridad, hacen que la labor de hacer amigos sea aun más difícil para él. Sin embargo, la vida de Charlie dará un giro de 180º al conocer por pura casualidad a Sam y Patrick, dos chicos algo mayores que él y que desde el principio, aceptan sus rarezas y que terminarán convirtiéndose en sus mejores amigos, haciendo que Charlie madure y aprenda a disfrutar de la vida.
Creo que esta es una de esas novelas que hay que leerla para poder comprender. No digo que sea un libro imprescindible, pero sí que te sorprenderá. Y una cosa es cierta: independientemente de la opinión que formes después de haber leído este libro, te hará reflexionar y de alguna forma u otra, ver las cosas desde una perspectiva distinta.
Es una novela para adolescentes muy diferente a todo lo que estamos acostumbrados a leer. Si bien es cierto que tiene muchos tópicos estadounidenses, estos no llegaron a molestarme en ningún momento. Me encantó que esta novela estuviera narrada en primera personas por medio de cartas. Es cierto que no es un recurso muy original, pero para este tipo de historias, queda muy bien.
Stephen Chbosky nos cuenta mucho en muy pocas páginas. Su forma de escribir me pareció fantástica. Me sumergí en la historia en cuestión de segundos. Es un deleite ver las tramas que poco a poco se van desarrollando. También nos habla de temas que están muy presentes en la literatura juvenil actual, tales como el alcohol, las drogas, el sexo o la masturbación. 
Aceptamos el amor que creemos merecer.
Pero sin duda, lo mejor de la novela son sus personajes y entre ellos, Charlie. Antes de leer la novela, sabía que me iba a encariñar de él muy pronto y que iba a sentir una conexión con él desde el principio. Y así ha sido. Es uno de los mejores personajes que he tenido el placer de conocer. Me encantó su forma de ver la vida, sus constantes reflexiones y la ternura que desprende. Y por último y no menos importante, su evolución a lo largo de toda la novela –aunque en realidad, todos los personajes evolucionan-. Sam al principio no me dio mucho más, pero que a medida que iba leyendo y sobre todo al final, consiguió ganarse un hueco en mi corazón. Es una chica llena de vitalidad, que a pesar de haber sufrido mucho, siempre intenta mirar el lado positivo de las cosas. Y Patrick, es demasiado Patrick. ¿Qué decir de él? Es un auténtico encanto. Hay un montón de personajes secundarios y todos ellos juegan un papel importante en el libro. Creo que no hay ningún personaje plano o que directamente sobre.
El único punto negativo que le encuentro, es que me hubiera gustado que la novela tuviera más páginas, para así desarrollar ciertos aspectos de la historia, ya que estos, no me han quedado muy claros.
El final, es uno de los más bonitos que he leído nunca. Es desgarrador, pero a la vez optimista. Está cargado de esperanza, una oda a la vida en toda regla. 
Las ventajas de ser un marginado es uno de esos libros que llegan y te calan hondo desde la primera página. Con unos buenos personajes, una narración que engancha y un final perfecto, Stephen Chbosky nos cuenta una historia preciosa, con uno de los mejores personajes que he tenido el placer de conocer dentro de la literatura juvenil. Te enamorará por completo.